Acuerdo histórico en materia de estabilidad financiera hasta 2026

Categoría: Universidad Autor: Redacción AU

El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, han firmado el nuevo contrato-programa 2022-2026 que ofrece estabilidad presupuestaria a lo largo de cinco años, ya que garantiza la financiación del gasto corriente por primera vez, incluye 60 millones para inversiones y duplica la partida para institutos de investigación, que recibirán 10 millones de euros.

Es un día “muy importante” tanto para el Gobierno de Aragón como para la Universidad de Zaragoza, ha asegurado Lambán, subrayando que la Universidad es un elemento absolutamente prioritario para el Ejecutivo desde el punto de vista presupuestario, político e institucional. “Es el motor económico y cultural por excelencia de la Comunidad y en consecuencia debe recibir el tratamiento correspondiente”, ha justificado.

El presidente ha insistido en que tanto él como la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, “estamos muy contentos y orgullosos de haber podido alcanzar un nuevo contrato programa que se extiende hasta el 2026, que es un 30% superior al vigente, marca la transformación de la Universidad en su camino hacia el 2030, con más inversiones y apoyo a la investigación, además de conseguir que en esa fecha, el gasto corriente esté íntegramente financiado por el Gobierno de Aragón, al igual que con otros sectores de la enseñanza pública.

A su juicio, este es un paso decisivo y lo ha puesto en valor sobre todo teniendo en cuenta la situación financiera que atraviesa la Comunidad Autónoma, que ha tenido que renunciar a muchas políticas que se desarrollaban en décadas anteriores porque el gasto derivado de los servicios públicos agota todas las posibilidades presupuestarias. “Por eso, este contrato programa es doblemente meritorio y pone de manifiesto nuestra prioridad”, ha argumentado.

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, ha destacado que “hoy es un día feliz”, que llega tras “muchísimas horas de trabajo” y ha asegurado que el acuerdo “salda una deuda histórica con la universidad pública, que fue muy maltratada en los peores tiempos de la crisis y que obligó a los sectores menos privilegiados de la propia universidad a acarrear sobre sus espaldas dificultades, precariedad e infraestructuras mal dotadas”. “Hoy, con este compromiso de Gobierno, damos respuesta a las necesidades del campus”, ha concluido.

Por su parte, el rector José Antonio Mayoral ha agradecido “la sensibilidad” del Gobierno de Aragón hacia la universidad pública y hacia el papel que ha de desempeñar “como motor del cambio social”. “Debe jugar un papel activo en la formación a lo largo de la vida, como recoge la nueva ley de Universidades; en la investigación, como ha demostrado la pandemia; en la transferencia, ayudando a generar riqueza; y en vertebración territorial”, ha afirmado.

El acuerdo apuesta firmemente por la investigación y reconoce el papel indiscutible que juega en este campo nuestra universidad pública. Duplica la inversión para fomentar la calidad y el alto nivel de excelencia de los institutos de investigación, con una senda también creciente a lo largo de los cinco años de vigencia del modelo. En total, serán más de 10 millones destinados a mejorar los resultados de I+D+i en estos centros, en los que trabajan más de 1.200 investigadores, frente a los 5,2 del acuerdo actual.

Por primera vez se cubre el 100% del gasto de subir la persiana: el modelo garantiza la calidad del servicio público con medidas específicas para paliar la precariedad y la temporalidad en la universidad. La subida en la transferencia básica –que pasará de 182,2 millones actuales hasta alcanzar los 219,8 en 2026, incluyendo los complementos autonómicos para el Personal Docente Investigador- permitirá implantar mejoras salariales para el profesorado asociado, así como la equiparación progresiva del salario base del profesor ayudante doctor a la figura del profesor de secundaria; la reposición de profesorado en áreas de salud y otras críticas, o la estabilización y adaptación de plazas del personal de administración y servicios.

El acuerdo incorpora un nuevo fondo de 5 millones ligado a objetivos para políticas verdes y sociales, y de refuerzo de los ODS porque queremos que la Universidad sea un referente de sostenibilidad y de cuidado y amabilidad hacia la ciudadanía. El campus tendrá que cumplir algunos indicadores, como apertura de bibliotecas y salas de estudio durante todo el año, la creación de un gabinete psicosocial y un punto de atención violeta en cada campus, la formación inicial del profesorado en docencia innovadora y valores como respeto a la diversidad y al medioambiente, o la instalación de paneles solares para reducir huella de carbono.

El Gobierno de Aragón asume también un plan de inversiones: 12 millones anuales para contrarrestar la escasa inversión habida en infraestructuras desde la crisis de 2008. Englobará la financiación de importantes obras de rehabilitación o en su caso de nueva construcción, dentro del programa Unizar 2030, que prevé una reforma integral de los campus para ganar espacios de socialización y de encuentro para el estudiantado, así como zonas verdes, y una reducción de la huella de carbono.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies