Colores de arte efímero con las Alfombras de Tamarite de Litera

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

La historia de las alfombras de Tamarite de Litera comenzó hace más de 50 años cuando una tamaritana que trabajaba en Sitges, trajo a su pueblo la idea de decorar las calles con tapices de flores en el día de Corpus Christi. Y aunque la primera alfombra que se hizo fue pequeñita, medio siglo después las alfombras de Tamarite ocupan ya más de 3.000 metros cuadrados de calle, siendo la totalidad del recorrido de la procesión.

La historia de las alfombras de Tamarite de Litera comenzó hace más de 50 años cuando una tamaritana que trabajaba en Sitges, trajo a su pueblo la idea de decorar las calles con tapices de flores en el día de Corpus Christi. Y aunque la primera alfombra que se hizo fue pequeñita, medio siglo después las alfombras de Tamarite ocupan ya más de 3.000 metros cuadrados de calle, siendo la totalidad del recorrido de la procesión.

Sin embargo, la creencia popular sugiere que esta costumbre se remonta mucho tiempo atrás. Cuando las procesiones comenzaron a sacarse a las calles -entonces sin cloacas ni higiene-desde la Iglesia se pidió a los vecinos que esparcieran por las calles ramas, hierbas y flores olorosas para que mitigar un poco el mal olor. Así, muchos vecinos de Tamarite aseguran que este puede ser uno de los inicios de sus alfombras del Corpus Christi.

Sea como fuere, las alfombras que decoran desde hace más de 50 años las calles de la localidad se han convertido en una tradición en la que, desde su llegada, los vecinos del pueblo se vuelcan para hacerla realidad. Es el caso de la teniente de alcalde del municipio, Carmen Balagué, que asegura ser alfombrista antes que concejal. Como tantos otros tamaritanos acumula a sus espaldas más de 20 años de colaboración en la creación de unas alfombras que, con el paso de los años, han ido adquiriendo mayores dimensiones. Según Balagué, el aumento de la superficie de las alfombras fue remplazando a los originarios pétalos de flores por virutas de serrín tintado que, ante la falta de floristerías de entonces, aseguraba el cubrir las calles en su totalidad.

Inicialmente, cada uno de los vecinos era responsable de decorar sus propias calles. Sin embargo, Balagué asegura que hoy algunos de ellos se han ido haciendo mayores y que las grandes dimensiones de las alfombras convierten a esta tradición en un acto en el que debe involucrarse todo el pueblo. De esta manera, es común que unas 200 personas se impliquen cada año en este proceso. “Hace falta mucha ayuda” indica Balagué, “y lo que empezó como una colaboración ahora es una implicación completa en la que ayuda todo el pueblo”, concluye.

TODA UNA NOCHE DE PREPARACIÓN

60 días después del Domingo de Resurrección se celebra entre los cristianos esta festividad en la que los niños vestidos de comunión vuelven a salir a las calles. Unos niños que tendrán la fortuna de pasear por unas alfombras creadas exclusivamente para la ocasión. Este año, los colores volverán a adueñarse de las calles de Tamarite el próximo 23 de junio. Así, como todos los años, desde las ocho de la tarde del día anterior comenzarán los preparativos en una noche que se augura larga. De esta manera, no será hasta las siete de la mañana del día siguiente cuando el pueblo termine de decorar los 3000 metros cuadrados de calle.

En cuanto a los diseños, “todos los años son diferentes. No hemos repetido nunca”, asegura Carmen. Un par de meses antes, los tamaritanos comienzan a buscar dibujos y motivos que puedan serles útiles para decorar sus alfombras. Revistas, fotos, Internet o incluso trozos de tela se convierten en su fuente de inspiración. Una vez consiguen los diseños, comienzan a preparar las plantillas o a dibujar los motivos sobre papel para luego poder rellenarlo. “Hay algún otro dibujo que no tiene plantilla sino se dibuja allí sobre el terreno. Tenemos una señora que es profesora de dibujo así que se pone a dibujar en el suelo. Esa alfombra será suya única y exclusivamente”, indica la teniente de alcalde.

FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO DE ARAGÓN

El Gobierno de Aragón declaró en 2008 esta tradición tamaritana como Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad. Un título que impulsa a este pueblo a seguir trabajando y que revaloriza el trabajo de sus vecinos. Un arte efímero que tan solo dura intacto unas horas pero que es capaz de hechizar, año tras año, a vecinos y visitantes que no entenderían ya el Corpus Christi de su localidad sin estas alfombras coloridas que visten de fiesta, arte y trabajo en equipo las calles de Tamarite de Litera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies