El Foro ADEA aborda la actual situación del mercado inmobiliario tras la pandemia

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

El mercado inmobiliario atraviesa un buen momento y las ventas se han disparado un 24% en febrero en comparación con el mismo mes del ejercicio anterior. Es el mejor dato registrado desde hace 14 años, según ha publicado recientemente el Instituto Nacional de Estadística (INE). Su comportamiento y el futuro del sector se han abordado en un nuevo Foro ADEA que ha tenido como invitada a Concha Osácar, impulsora de la normativa de los fondos inmobiliarios en España y socia fundadora de Azora, un grupo de sociedades con base en España enfocado en la inversión y gestión de activos reales, que recientemente ha creado un nuevo fondo para desarrollar 8.000 viviendas de alquiler asequible en cinco años.

En esta nueva edición del Foro, que se ha celebrado en el Hotel Palafox de Zaragoza, el presidente de ADEA, Salvador Arenere, ha sido el encargado de arrancar esta jornada con un resumen de la situación económica actual. “El Fondo Monetario rebaja el crecimiento de España para 2023 y prevé estanflación”, ha destacado, algo que se une a la subida de tipos y la inflación en EEUU, que también afectará a España y al sector de la hipoteca. Sin embargo, ha señalado que “el mercado de vivienda ha seguido creciendo pese a la desaceleración de la economía”, algo que se explica “por el atractivo de la vivienda como valor seguro”.

Osácar ha comenzado su intervención hablando de la actual situación del mercado inmobiliario tras la pandemia. “Las secuelas que ha dejado la Covid en este ámbito son moderadas, tanto en operaciones como en precios, pero el sector de la vivienda tiene por delante retos muy importantes como la colaboración con la Administración para impulsar proyectos y facilitar el acceso a la vivienda”, ha señalado la empresaria. Y es que Osácar es una firme defensora de impulsar el mercado de la vivienda protegida y de alquiler, algo que no ha sido fácil en un país donde se fomentaba la propiedad. “España ha sido un magnífico desarrollador de la vivienda protegida, lo que pasa es que iba dirigido hacia la venta y no supimos dar el giro de ese modelo hacia el alquiler”, ha aseverado.

Según la fundadora de Azora, los cambios socioeconómicos que estamos viviendo hacen “indispensable” desarrollar un parque de vivienda en alquiler asequible y social, un modelo más parecido al que sigue el resto de la Unión Europea. «Está cambiando la aproximación de las personas a la forma de vida, la movilidad laboral, la importancia que se da al uso frente a la propiedad, la movilidad en torno al trabajo…», destaca Osácar. Por ello, cualquier ciudad que quiera desarrollarse económicamente «necesita sí o sí infraestructura de carácter social y vivienda». Un mercado en el que, además, existe una demanda creciente pero una producción de viviendas que se ha reducido drásticamente desde la crisis de 2008, favoreciendo el mercado de segunda mano.

Así, según Osácar, “España necesita unos 2,5 millones de viviendas destinadas al alquiler social y asequible, algo que supondría una inversión de, aproximadamente, 300.000 millones de euros”. Para poner estas cifras en contexto, la empresaria ha destacado que “la vivienda asequible en Europa, que sería equivalente a la protegida, representa un 20%, y en España es un 1,5%”, lo mismo sucede con la vivienda social, que en Europa es de un 15%, mientras que en España es del 1’5%.

ZARAGOZA, UN MERCADO EN ALZA

Al centrar la conversación en Zaragoza, Osácar ha comenzado destacando el considerable crecimiento de población que ha experimentado en los cinco últimos años. A esto hay que sumar los datos que indican un reseñable descenso del paro y el aumento en las rentas per cápita.

Sin embargo, el mercado inmobiliario zaragozano no se ha visto especialmente afectado en cuanto a precios, que mantienen una subida “ligera pero constante” desde 2017. Por otro lado, la oferta de alquiler disponible en la capital aragonesa ha caído cerca del 80% desde mayo de 2021, al igual que las transacciones de vivienda que, desde 2007, han disminuido en un 50%.

SOLUCIONES PARA UNA VIVIENDA ACCESIBLE

Para mejorar esta situación, Osácar propone incentivar la colaboración público-privada “para hacer frente a los retos socioeconómicos y demográficos que afrontamos”, tratar de captar fondos internacionales y establecer un “marco regulatorio estable y a largo plazo mediante un pacto estatal sectorial con un horizonte de 15 a 20 años”. Igualmente, considera necesario agilizar y modernizar los procedimientos urbanísticos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies