El Gobierno de Aragón se suma de manera virtual a la celebración del Día Europeo de los Parques

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

Aragón se suma, un año más, a la celebración del 24 de mayo como Día Europeo de los Parques, promovida desde la Federación Europarc a la que pertenecen los distintos Espacios Naturales Protegidos que gestiona el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. En esta ocasión la celebración va a ser distinta -sin actividades ni talleres- debido a la crisis sanitaria del Covid-19, pero queriendo resaltar precisamente ante la opinión pública la importancia de la Naturaleza para la buena salud de la humanidad.

Los Espacios Naturales Protegidos de Aragón han reabierto sus puertas con las medidas y pautas contempladas en la Fase 1 de desescalada del confinamiento. El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se suma a las actuaciones de la Red de Parques Nacionales y participa bajo el lema “Ordesa y Monte Perdido, manantial de salud” en la campaña “Parques sanos, gente sana”.

Hoy, viernes, a las 13.00 horas, Europarc y el Organismo Autónomo de Parques Nacionales organizan a través de la web el Seminario “Salud, Biodiversidad y Áreas Protegidas” donde se darán claves para trasmitir mejor la función esencial de protección de la salud de la humanidad a través de la conservación de la Naturaleza, así como algunos ejemplos concretos en marcha que ilustran que no solo es posible, sino muy deseable, que las áreas protegidas trabajen en alianza con el sector de la Salud para mejorar sus funciones sociales. Una charla on-line que contará con la intervención de Fernando Valladares, ecólogo del CSIC, y del biólogo catalán Carles Castell.

Precisamente, el lema general para este 2020 -que fue elegido desde hace casi un año, sin saber de la relevancia que tendría en la actualidad-, ha resultado ser muy oportuno: “¡La naturaleza, buena para tu salud!”, resaltando de esta manera la necesidad de contar con un medio natural en equilibrio como única vía posible para garantizar un futuro sano, sostenible y seguro para las personas.

Esta conmemoración, que coincide con la fecha de la declaración de los primeros parques naturales de Europa -29 de mayo de 1909, en Suecia-, desea recordar la relevancia que poseen este tipo de lugares naturales no sólo para la salvaguarda de los paisajes poco transformados o para la conservación de la biodiversidad, sino también para ensalzar la idea de que el acceso a la Naturaleza resulta esencial para nuestra buena salud mental y física. De hecho, son muchos los servicios ecosistémicos que nos brindan los Parques Nacionales y Naturales como pueden ser la captación de carbono, la purificación de las aguas o el filtrado de aire contaminado… Se ha demostrado que el contacto con la Naturaleza es positivo para la sociedad: crea bienestar, previene problemas de salud pública y promueve estilos de vida activos, mejorando así la tranquilidad mental y reduciendo el estrés en las sociedades modernas cada vez más urbanas y agitadas.

De hecho, la parte aragonesa de la Sierra del Moncayo, actual Parque Natural, fue protegida de forma pionera en nuestro país en el año 1927 como Sitio Natural de Interés Nacional gracias a un informe previo que, entre otros aspectos, también justificaba su declaración con argumentos higienistas, es decir, de salud, y donde se recogían las virtudes medicinales de sus fuentes de agua pura y fría, y además se hablaba de que el Moncayo era ya por entonces considerado un “sanatorio de primer orden” comparable con el entorno del balneario de Panticosa, pues ya en el año 1910 se quiso construir “una casa para enfermos del aparato respiratorio, neurósicos y niños débiles dada la acción terapéutica que tiene su clima fresco, lejos del aire viciado de los grandes centros de población y donde uno puede llegar a sentir la grata impresión de poder recuperar el equilibrio perdido”, decía.

Los Espacios Naturales Protegidos de Aragón, además, son lugares libres de presiones medioambientales graves y por lo tanto ajenos a problemas de ruidos, contaminación atmosférica, herbicidas o plaguicidas, residuos tóxicos… una red de espacios con ecosistemas naturales diversos y en buen estado son garantía de equilibrio y capacidad de respuesta para afrontar los desajustes provocados por la acción del ser humano, sean estos provocados por amenazas como el cambio climático o la intrusión creciente de nuevos patógenos en la población humana, como la actual pandemia de la Covid-19.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies