El Hospital Materno Infantil cuenta con un nuevo TAC que reduce un 82% la dosis de radiación

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

Una mayor calidad de imagen acompañada de una reducción de hasta un 82% de la dosis de radiación es lo que el Hospital Materno Infantil ha conseguido con un nuevo TAC donado por Endesa con el que se ha sustituido el equipo anterior que se había quedado obsoleto. Con este nuevo escáner se pueden realizar 32 estudios diarios además de las urgencias que puedan surgir. Algo que contrasta mucho con las equipaciones del anterior que además de emitir más radiación sufría interrupciones en el sistema llegando a estar 117 días sin funcionamiento a lo largo del último año.

Esta donación, ha explicado el gerente del Sector Sanitario II, Luis Callén, “es una oportunidad por la necesaria renovación del equipo, por el momento en el que llega y por la rapidez con la que se ha realizado”. “Con la llegada de la pandemia se paralizó el procedimiento de renovación que era tan necesario”, ha afirmado Callén, recordando los más de 100 días que no estuvo operativo el pasado año.

Esta tecnología se destina al paciente pediátrico por su ubicación en el Infantil, aunque también permite hacer exploraciones a pacientes adultos de distintas patologías. Según ha detallado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, “permite exploraciones convencionales de tórax, abdomen, sistema nervioso central, estudios cardíacos, de difusión, de perfusión cerebral…”, todas ellas se complementarán con programas de software específicos de volumetría para pacientes oncológicos, de detección de nódulos pulmonares y estudio selectivo de estructuras vasculares.

En palabras de la consejera, “este hospital ha sido una piedra angular dentro del sistema sanitario para defendernos de lo que nos hacía vulnerable a la par que permitía soportar con músculo la pandemia”. Este aparato “ha supuesto una actualización muy importante que permite hacer cosas parecidas pero con más seguridad y fiabilidad”. Algo, ha continuado, “muy importante en equipos que emiten radiación”.

El doctor Yagüe ha explicado que se trata de un equipo de alta tecnología que supone “una actualización muy importante de nuestro decálogo de aparatos”. “Es una puesta al día en medios de diagnósticos más fiables y con mayor resolución”. El doctor ha reconocido que es un TAC que ya se ha instalado en otros hospitales, por lo que “su rendimiento es plenamente constatable”.

El TAC, modelo EVO, es un equipo de última generación valorado en 310.000 euros y, además de este equipo, Endesa ha donado a las autoridades sanitarias de Aragón dos equipos portátiles de radiología modelo GMM Mac 32D de Cedyt, valorados en 97.600 euros, destinados al Hospital Obispo Polanco y al Ernest Lluch de Calatayud. Estas actuaciones se enmarcan dentro del Plan de Responsabilidad Pública de Endesa, dotado con 25 millones de euros para paliar las principales necesidades derivadas de la crisis sanitaria por la Covid-19.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies