Elena Sabroso se convierte en la segunda mujer en presidir Rotary Club Zaragoza

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

Elena Sabroso es, desde este martes, la nueva presidenta de Rotary Club de Zaragoza, asumiendo un cargo que hasta ahora ejercía Miguel Ángel Clavero, convirtiéndose así en la segunda mujer que lo ostenta, tras Mercedes Muro. El traspaso de poderes entre los responsables de la organización tuvo lugar en el restaurante Las Ocas de la capital aragonesa en la tradicional ceremonia del “Cambio de collares” y contó con la presencia del gobernador del Distrito, Francisco Clavijo.

Este acto, que se produce cada año a finales de junio coincidiendo con la conclusión del año rotario, ha tenido que posponerse con motivo de la pandemia originada por el coronavirus y se ha celebrado con todas las medidas sanitarias que requería la ocasión.

Durante la celebración, Sabroso se mostró agradecida por la confianza depositada en ella. “Este cargo supone para mí una gran responsabilidad, pero también satisfacción y orgullo. Este año seré la cabeza visible de todo un equipo y seguiremos trabajando unidos para lograr fines comunes”, explicó la nueva presidenta.

Al respecto de ser la segunda mujer en presidir en la historia del Rotary Club Zaragoza, Sabroso apuntó que “la sociedad es plural y está compuesta por hombres y por mujeres, y en Rotary representamos a la sociedad, así que somos un espejo que refleja esa sociedad y es deseable que siga incrementándose la presencia de la mujer en organizaciones que dan valor a la sociedad”. “Invito a todas las personas con sed de conocimiento a crear un mundo mejor y a conocer la labor de Rotary”, concluyó.

Con anterioridad al “Cambio de collares”, el hasta ahora presidente, Miguel Ángel Clavero, hizo sonar la campana para, posteriormente, recitar la invocación rotaria y realizar un balance del año. “Hasta el momento en el que se declaró el estado de alarma, en Rotary Club Zaragoza pudimos desarrollar nuestros proyectos; pero, a partir de entonces, nos supimos adaptar a las circunstancias y continuamos con las actividades rotarias a través de videoconferencia”, subrayó.

En este sentido, Clavero recordó que “pudimos cubrir necesidades que demandaba la sociedad, adquiriendo material de protección que hemos donado a residencias, colaborando con la atención telefónica a mayores, así como diversas recomendaciones y reparto de diverso material proporcionado por Rotary Internacional”.

Posteriormente, el macero saliente comunicó la imposición de la insignia a la nueva socia de Rotary Club Zaragoza, Mª José Cantaré. La socia entrante subrayó que “es un placer y un honor que una entidad tan prestigiosa cuente conmigo para poder sumarme a los proyectos y a las estrategias de ayuda que se llevan a cabo”. Con la situación actual que se atraviesa, “tendremos la oportunidad de acometer desde la institución muchos aspectos sociales, económicos, educacionales, culturales y sanitarios”.

Tras efectuarse el “Cambio del collares”, se dieron a conocer los nombres de la nueva Junta Directiva, compuesta por Lucio de la Cruz (secretario), Manuel de Codes (tesorero) y Alberto Gotor (macero). Posteriormente, con el sonido de la campana, se dio por concluida la velada.

Por su parte, el gobernador del Distrito, Francisco Clavijo, subrayó la labor de la institución “apoyando programas de alfabetización y educación básica, para que se reduzcan las disparidades educativas entre los géneros y aumente la alfabetización de adultos”. Además, incidió en el hecho de “estar atentos a lo que ocurre en el entorno, ya que muchas familias afectadas por los daños colaterales de la Covid-19 no dispondrán de los medios técnicos necesarios para seguir la metodología de enseñanza virtual implantada por las circunstancias sanitarias”.

Cada año, la institución rotaria lleva a cabo una gran cantidad de acciones sociales cuyo objetivo es el de combatir la pobreza, el analfabetismo o la desnutrición mediante soluciones sostenibles y duraderas en el tiempo. Concretamente, destinó fondos para mejorar el equipamiento de algunas de las aulas del colegio Cantín y Gamboa de la capital aragonesa. Además, puso en marcha un proyecto de acompañamiento telefónico dirigido a los mayores que, debido a la crisis sanitaria, tuvieron que permanecer aislados en sus hogares, y suministró más de 4.600 pantallas faciales para luchar contra el coronavirus, así como hidrogel desinfectante en residencias, comarcas y diversos centros asistenciales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies