Itesal señala la sostenibilidad como generador de valor en la construcción

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

“La sostenibilidad no es una moda. Es una necesidad. Y tampoco puede ser un coste; ha de ser un generador de valor”. Así de rotundo se ha mostrado el director comercial de Itesal, René Sanz, durante su intervención en la jornada “Sostenibilidad en el sector de la construcción” que se ha celebrado este viernes en el Club Cámara de la Cámara de Comercio de Zaragoza. En este encuentro se han abordado temas como los modelos de sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor de la construcción o el certificado Breeam.

“La sostenibilidad no es una moda. Es una necesidad. Y tampoco puede ser un coste; ha de ser un generador de valor”. Así de rotundo se ha mostrado el director comercial de Itesal, René Sanz, durante su intervención en la jornada “Sostenibilidad en el sector de la construcción” que se ha celebrado este viernes en el Club Cámara de la Cámara de Comercio de Zaragoza. En este encuentro se han abordado temas como los modelos de sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor de la construcción o el certificado Breeam.

Para Sanz, conseguir un edificio sostenible debe llevar aparejado un proceso íntegro, desde la concepción del proyecto hasta el final de su ciclo de vida. “El diseño del proyecto debe contemplar ya la sostenibilidad integral del mismo, a partir de ahí, el acopio de materiales tiene que tener en cuenta la selección de materias primas (de dónde provienen, la huella de carbono que dejan), cómo se va a ejecutar y cuánto de eficiente será el edificio durante su ciclo de vida”, ha explicado.

Además, el director comercial de Itesal considera que se debe tener en cuenta qué ocurrirá cuando el edificio “pase a mejor vida”. “Hay que lograr que el impacto medioambiental sea mínimo, que lo que quede de ese proyecto se reutilice o se recicle y el resto de materiales se puedan integrar dentro de la naturaleza de una forma biológica”, ha añadido.

En este sentido, René Sanz ha ensalzado el trabajo de Itesal para lograr “una baja huella de carbono y, en cambio, una alta huella de valor”. Desde sus inicios, la compañía ha apostado por que todos sus procesos productivos sean lo más sostenibles posibles, desde la cuidadosa elección de proveedores hasta toda la cadena de producción y producto final. “El premio a la excelencia que tenemos reconoce desde el liderazgo, y a través de las personas, la estrategia de la compañía y los recursos de los que disponemos para obtener, mediante los procesos, unos resultados, no solo económicos, sino también sociales, devolviendo valor a nuestro entorno”, ha asegurado.

En la jornada ha participado también el director general de Ingennus Urban Consulting SLP, José María Ruiz de Temiño, quien ha señalado que los edificios del futuro tienen que pasar por ser sostenibles desde tres puntos de vista: medioambiental, social y económico. Pero, ha recalcado que, ante todo, la sostenibilidad tiene que formar parte de la cultura de todos los agentes implicados en el ciclo de edificación. “Mientras todos los agentes, desde el promotor, arquitecto, ingeniero, constructor, usuario…, no nos creamos que es fundamental que los edificios sean sostenibles, no avanzaremos. Por lo que es esencial que vaya calando esta cultura de sostenibilidad en las empresas”, ha aseverado.

Por su parte, la arquitecta y asesora Magdalena Sofía Peña ha comentado las bondades del certificado de construcción sostenible Breeam, el primero a nivel mundial. Se trata de un método de evaluación de edificios sostenibles que ha logrado gran prestigio a lo largo de los años. Según Peña, “hay certificados de construcción sostenible que son locales pero Breeam tiene un aspecto que lo diferencia del resto y es que además de contar con un certificado internacional, también se adapta a lo local, a la idiosincrasia y legislación de cada país, su forma de construir, idioma, etc.”.

Asimismo, Peña ha resaltado las ventajas de los edificios sostenibles con certificado Breeam, ya que “dan mayor salud y bienestar al usuario, pues mejoran la iluminación natural, la calidad y eficiencia energética, la calidad del aire, el ahorro hídrico, la calidad del agua también… Da un plus de forma que el edificio no solo sea un sitio donde yo hago la función que tenga que hacer, sino un sitio donde además me encuentre a gusto, pueda desarrollar mi actividad con un mayor confort, a la vez que hay un plus de calidad en aspectos medioambientales y contaminan menos”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies