Rotary Club Zaragoza homenajea a César Augusto en el bimilenario de su muerte

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

Rotary Club Zaragoza celebró este martes una conferencia para conmemorar el bimilenario del fallecimiento del emperador César Augusto, fundador de la capital aragonesa. El historiador Guillermo Fatás fue el encargado de pronunciar una ponencia en la que destacó su papel en la historia y sus diferentes cambios de nombre.

Rotary Club de Zaragoza organizó este martes una conferencia pronunciada por el historiador, doctor en Filosofía y Letras y catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza, Guillermo Fatás, sobre la figura de César Augusto con motivo del bimilenario de su muerte en el año 14 d.C.

César Augusto fue el personaje elegido para este evento por su importancia histórica y su vinculación directa con la ciudad de Zaragoza. “Queremos conmemorar un hecho tan importante como el aniversario de la muerte del fundador de nuestra ciudad y quién mejor para hacerlo que el historiador Guillermo Fatás”, destacó el presidente de Rotary Club de Zaragoza, Alberto Gotor. Asimismo, el presidente quiso recordar la vinculación del historiador aragonés con la asociación rotaria ya que, además de diferentes colaboraciones, Guillermo Fatás recibió en 2009 el Premio a la Excelencia que cada año entrega el Club.

La conferencia, a la que acudieron en torno a 70 personas, se celebró en el Gran Hotel de la capital aragonesa. El presidente de la asociación rotaria inauguró el acto para posteriormente ceder la palabra a Guillermo Fatás. Bajo el título “Augusto, el hombre que tuvo tres nombres”, el historiador hizo un recorrido por los hitos más importantes de la vida del primer emperador del Imperio romano y sus cambios de nombre para poner en valor el reconocimiento de “Augusto” que recibió en el año 27 a.C.

“Todo el mundo le llama Augusto, pero a lo largo de su vida cambió tres veces de nombre, algo que en Roma tenía un valor muy especial”, explicó Guillermo Fatás. Augusto nació con el nombre de Cayo Octavio Turin; al ser adoptado por Julio César adquirió el nombre de Cayo Julio César Octaviano y, cuando el Senado de Roma le concedió la distinción de “Augusto”, recibió el tratamiento de César Augusto.

Por otra parte, el historiador se mostró muy satisfecho por poder colaborar una vez más con Rotary Club Zaragoza: “Imparto esta conferencia con mucha satisfacción porque los rotarios realizan desde hace años unas acciones solidarias muy importantes, especialmente en la lucha contra la polio, por lo que coopero encantado con estas causas”.

Tras concluir la conferencia, los socios de Rotary Club Zaragoza terminaron la jornada con una cena de confraternización en el restaurante La Ontina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies