Tradime Aragón propone fijar el límite de facturación por módulos en 150.000 euros

Categoría: Actualidad Autor: Redacción AU

Tradime lamenta que la reforma fiscal rebajará a 75.000 euros la facturación de los módulos en el transporte, frente a los 300.000 euros que existen actualmente. Una medida que supondrá la “práctica expulsión” del régimen de módulos de la mayoría de los transportistas, motivo por el que reclama que este límite se fije en 150.000 euros.

Con la anunciada Reforma Fiscal, Hacienda expulsará a casi la mitad de los autónomos del régimen de módulos, en el que ahora cotizan 700.000 trabajadores. La Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime) ve con inquietud estas medidas, ya que “representan una amenaza para la actividad de los transportistas autónomos y de las pymes de Aragón”. Este cambio supondría la eliminación del sistema de tributación por módulos para el sector del transporte por carretera a partir de 2016.

La medida del Ejecutivo reduce de 300.000 a 150.000 euros el umbral para poder acogerse a la estimación objetiva y excluye las actividades que facturen más de 75.000 euros a las empresas.

Por este motivo, Tradime Aragón propone que se fije el límite de facturación en 150.000 euros para que, al menos, “el transportista autónomo de un solo vehículo, sin asalariados, pueda acogerse a este sistema de tributación”.

En este sentido, el presidente de Tradime Aragón, Santiago López-Montenegro, en la Asamblea General celebrada este sábado, ha pedido que se respete la fiscalidad existente en estos momentos”, puesto que, “ya se está notando una deslocalización a terceros países porque son más rentables fiscalmente.

Tradime Aragón ha realizado un estudio del impacto económico de la medida, que se traduciría en un perjuicio medio de 15.000 euros al año por autónomo, lo que va a suponer un incremento del coste del transporte de aproximadamente 12 céntimos por kilómetro. Algunos expertos en economía del sector vaticinan un incremento de los precios del transporte entre un 12 y un 15% por la supresión de los módulos, lo que va a provocar que la cuota de mercado en el transporte internacional y, principalmente, europeo, caiga de forma considerable.

La Asociación estima que el coste de explotación de un vehículo pesado asciende a 130.000 euros por año, “por lo que establecer un límite de 75.000 euros de facturación anual es una forma de echar a los transportistas del régimen de módulos”.

Además, señalan que “el régimen fiscal de módulos con las condiciones actuales ha contribuido de manera esencial a que se tenga un sector del transporte en nuestro país altamente eficiente, lo que ha provocado en gran medida el incremento de las exportaciones, a pesar de los años de crisis”.

Por otro lado, existe hoy en día el grave problema del “dumping social”, lo que puede provocar que, ante esta situación, la actividad de los transportistas autónomos sea absorbida por empresas deslocalizadas en países del Este.

Los módulos se crearon con el ánimo de evitar economía sumergida y generar homogeneidad fiscal, suprimirlos en este momento “puede suponer que se incremente la competencia desleal, con el añadido de que la propuesta se basa en la aplicación de dicho régimen al autónomo de un solo camión, precisamente también por la simplificación de trámites que supone”, apuntan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies