El Laboratorio de Bajas Actividades de la UZ, acreditado para medir la radiactividad del agua de consumo

Categoría: Universidad Autor: Redacción AU

El Laboratorio de Bajas Actividades (Labac) de la Universidad de Zaragoza acaba de conseguir la acreditación de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para medir la radiactividad del agua de consumo humano, ríos y lagos, en concreto, de los índices alfa total y beta total.

El Laboratorio de Bajas Actividades (Labac) de la Universidad de Zaragoza acaba de conseguir la acreditación de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para medir la radiactividad del agua de consumo humano, ríos y lagos, en concreto, de los índices alfa total y beta total.

Esta acreditación representa un importante aval de la calidad reconocida según los estándares internacionales para este laboratorio y le habilita para proporcionar estas medidas a las administraciones públicas, industrias y particulares que lo soliciten de acuerdo con la legislación vigente. En España se aplicó el año 2016 (Real Decreto 314/2016) la directiva de la Comunidad Europea (2013/51/Euratom), que establece los requisitos para la protección de la salud de la población con respecto a las sustancias radiactivas en las aguas destinadas al consumo humano. Por tanto, los programas de control deben establecerse exclusivamente de conformidad con la redacción dada en dicho Real Decreto.

El laboratorio puede medir de acuerdo a esta normativa la calidad del agua a embotelladoras de agua, a otras industrias agroalimentarias y, en general, a cualquier industria que utilice el agua como materia prima.

La radiactividad forma parte de la naturaleza, está en el aire, en el suelo, en las rocas, en los alimentos, en nuestro cuerpo. De hecho, en nuestro organismo hay isótopos radiactivos -Carbono 14 y Potasio 40- y eso es lo natural. Se controla que el nivel de radiactividad no sea más elevado de lo considerado natural, porque eso implicaría un riesgo para la salud.

UN LABORATORIO UBICADO EN CIENCIAS

El Labac se puso en marcha hace más de 20 años, gracias al impulso del Prof. Rafael Núñez-Lagos, por un convenio entre el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y la Universidad de Zaragoza.

Las instalaciones del Labac están en la Facultad de Ciencias. Su personal (técnicos, colaboradores extraordinarios y profesores) pertenece al Área de Física Atómica, Molecular y Nuclear del Departamento de Física Teórica de la Universidad de Zaragoza. El Labac tiene una dilatada experiencia en la medida de muy bajas actividades y en la medida de radiactividad ambiental.

El laboratorio está integrado en la red nacional de laboratorios Revira (Red de Vigilancia Radiológica Ambiental), que se puso en marcha por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para cumplir con el tratado de Euratom y que realiza con una periodicidad regulada por el CSN el control de la radiactividad ambiental mediante diversas medidas radiológicas en aire, agua, suelo, alimentos, etc.

Los núcleos radiactivos que contiene el agua son de origen natural en la inmensa mayoría de los casos, se deben a las sales minerales disueltas y dependen de los diversos tipos de roca y otros materiales que hayan estado y estén en contacto con el agua.

La radiactividad podría llegar a alcanzar valores superiores a los permitidos si el agua hubiera pasado por alguna zona contaminada. La determinación de los índices de actividad alfa total y beta total en muestras de agua nos permite identificar aquellas aguas que pueden contener una concentración de radionucleidos cuyo consumo pueda implicar la superación del valor establecido en la legislación.

La medida para la determinación del índice de actividad alfa total se realiza en el Labac con un detector de centelleo sólido de sulfuro de cinc. La medida para la determinación del índice de actividad beta total se realiza con un contador proporcional de flujo de gas.

La norma UNE-EN ISO/IEC 17025 establece los requisitos para acreditar la calidad de los laboratorios de ensayo y calibración. En octubre de 2018 ENAC evaluó el control y gestión de la calidad elaborado por el Labac y la ejecución de las medidas de los índices alfa total y beta total. La Comisión de Acreditación de ENAC acordó en febrero de 2019 conceder la acreditación solicitada. ENAC realizará periódicamente auditorías de seguimiento y reevaluación de la acreditación del Labac.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies