El Museo de Ciencias Naturales presenta la exposición “Arbóreo, los árboles nos cuentan su vida”

Categoría: Universidad Autor: Redacción AU

El Museo de Ciencias Naturales inaugura este jueves la exposición “Arbóreo, los árboles nos cuentan su vida”. La muestra enseña el aspecto que tienen los árboles y la información que proporcionan a través de las formas de sus copas y troncos, ya que durante el crecimiento se van adaptando a las condiciones medioambientales.

El Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza presenta la exposición “Arbóreo, los árboles nos cuentan su vida”, que podrá visitarte desde el 8 de noviembre del 2018 al 12 de enero del 2019. La muestra, comisariada por su autor Miguel Ortega y por Jesús Julio Camarero del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC), está organizada por el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, con la colaboración del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, gracias al convenio firmado para el fomento de un consumo responsable y valores en ciudadanía.

La exposición se inaugurará estea jueves, 8 de noviembre, a las 19.00 horas en la sala Odón de Buén del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, a la que acudirán la directora general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, Rosa María Cihuelo Simón; la vicerrectora de Cultura y Proyección social de la Universidad de Zaragoza, Yolanda Polo Redondo; el director del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, José Ignacio Canudo Sanagustín y los autores del proyecto expositivo, Miguel Ortega y Jesús Julio Camarero.

“Arbóreo, los árboles nos cuentan su vida” es la continuación de la exposición “La memoria de los árboles”. Si en la primera exposición se accedía a la información sobre el territorio contenida en la madera, en esta segunda exposición se muestra el aspecto que tienen los árboles y la información que nos pueden proporcionar a través de las formas de sus copas y troncos.

A diferencia de los animales, donde cada especie tiene un aspecto determinado (un tigre de una zona tropical tiene un aspecto semejante a uno de Siberia, y siempre los reconoceremos como tigres), los árboles se desarrollan de forma diferente. Como todas las plantas, carecen de una apariencia final fija porque tienen unas pautas de crecimiento que se van adaptando a las condiciones medioambientales del lugar donde viven, así arboles de la misma especie en ambientes distintos pueden tener formas muy diferentes. Al árbol lo tenemos que ver más que como un individuo, como una colonia donde cada parte es importante pero no imprescindible.

En esta exposición se muestra, a través de troncos y dibujos de árboles, como estos se adaptan al entorno. Además, se interpreta el significado de algunas formas que antes considerábamos caprichos de la naturaleza. Asimismo, se ha editado una “Pequeña guía del lector de árboles” para acercarnos a ellos desde una percepción distinta.

En la muestra y en la mencionada guía, comenzaremos recordando las partes y formas básicas del tronco para después observar como el aspecto del árbol cambia con la edad, revelando las características del entorno en que se ha desarrollado: si ha vivido aislado o en un bosque, si se ha visto afectado por la actividad de animales o humanos e, incluso, la presencia de fenómenos medioambientales como el viento, las riadas, los incendios o los aludes. Todo ello deja huellas en la fisonomía del árbol que son reflejo de su trayectoria vital.

Asimismo, algunos casos, como las sabinas negras, presentan crecimientos y formas que aún no podemos explicar con seguridad por lo que la naturaleza nos sigue planteando enigmas que debemos descifrar.

Esta exposición tiene por objeto no sólo la divulgación científica, sino que se ha realizado con la intención de que tanto la estética como la transmisión de conocimiento tengan similar importancia. De esta manera los visitantes no necesitan ser expertos en la materia para poder disfrutar del trabajo de Miguel Ortega, pues los troncos se han dispuesto a modo de esculturas de land art y las rodajas extraídas de ellos están trabajadas para que revelen todos sus detalles. Para la obtención de las piezas expuestas no se ha talado ningún árbol ni arbusto vivo. En su lugar, se han aprovechado ejemplares hallados muertos en la naturaleza, materiales resultantes de talas, limpiezas de caminos y desbroces.

La exposición se complementa con la presencia de catorce paneles ilustrativos que representan el aspecto de los árboles de los que proceden las piezas expuestas, y un video que nos permite conocer el territorio de origen de estos ejemplares.

Próximamente se realizarán visitas guiadas gratuitas a la exposición los sábados por la tarde, y los interesados pueden apuntarse en el teléfono 976762096 o en museonat@unizar.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies