Investigadores aragoneses trabajan en la mejora genética del trigo panadero

Categoría: Universidad Autor: Redacción AU

Un equipo de investigadores de la Estación Experimental de Aula Dei (EEAD-CSIC) trabaja en la mejora genética del trigo panadero con el objetivo de aumentar la eficiencia en su producción. El proyecto, titulado “Inducción de la embriogénesis de la microspora en trigo panadero mediante la aplicación de compuestos biológicamente activos”, es desarrollado por el grupo de Biología de la Embriogénesis Gamética y Aplicaciones (BEGA-EEAD-CSIC), que está dirigido por las investigadoras Ana María Castillo Alonso y María Pilar Vallés Brau, de la Estación Experimental de Aula Dei del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

El objetivo del proyecto es ampliar el número de variedades a las que se puede aplicar una de las técnicas que ha tenido un impacto directo en el desarrollo de nuevas variedades vegetales, ya que permite su obtención de forma más rápida y con menor esfuerzo y coste: la producción de plantas doblehaploides (DH). Este tipo de plantas se consiguen cuando se aíslan granos de polen inmaduros (microsporas) y se cultivan en un medio nutritivo y en condiciones ambientales determinadas. De esta forma, las microsporas pueden desarrollarse hasta formar un embrión, que al germinar formará una planta completa. Las microsporas tienen unas características genéticas especiales, ya que son células gaméticas y contienen un único juego de cromosomas (son células haploides). Pero, durante el proceso de obtención de las plantas, el juego de cromosomas se duplica, es decir, son doblehaploides.

Las plantas DH tienen un gran valor, ya que sus células tienen el número de cromosomas normal pero la información que contienen en los dos juegos de cromosomas es homogénea (plantas homocigóticas). Por lo tanto, todas sus generaciones serán iguales y se podrán estudiar y seleccionar por su productividad en el campo, a lo largo de los años, de forma más eficaz.

Cuando se utilizan estas plantas DH en los programas de obtención de nuevas variedades, los procesos de selección se acortan y son más eficientes. Según la investigadora María Pilar Vallés, “la selección de una variedad en trigo que con técnicas tradicionales suele requerir de 10 a 12 años, con el uso de líneas DH se reduce a 6 años”.

Las técnicas de producción de plantas DH son complejas y muy dependientes de las variedades o especies en la que se trabaja. En el proyecto se plantean nuevas estrategias de producción de plantas DH mediante el tratamiento de las microsporas con unos compuestos biológicamente activos que provocan la alteración de la expresión de los genes sin modificar la secuencia de ADN.

Este proyecto, en el que colabora la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra, está financiado por el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación de I+D+i orientada a los retos de la sociedad. También cuenta con el apoyo de la empresa internacional de producción de semillas KWS SAAR SE andCo. KGaA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies