Investigadores de tres países se reúnen en Zaragoza para crear consorcios que atraigan inversión

Categoría: Universidad Autor: Redacción AU

Más de 60 investigadores, empresas y profesionales del sector sanitario se dan cita este jueves en Zaragoza para intercambiar conocimientos que impulsen sinergias entre ellos. El objetivo último es crear consorcios que atraigan financiación europea a través de la colaboración trasfronteriza de tres países: España, Francia y Andorra. El proyecto por el que se reúnen lleva por nombre aCCeSS y se inserta en el programa Interreg Poctefa (2014-2020).

Más de 60 investigadores, empresas y profesionales del sector sanitario se dan cita este jueves en Zaragoza para intercambiar conocimientos que impulsen sinergias entre ellos. El objetivo último es crear consorcios que atraigan financiación europea a través de la colaboración trasfronteriza de tres países: España, Francia y Andorra. El proyecto por el que se reúnen lleva por nombre aCCeSS y se inserta en el programa Interreg Poctefa (2014-2020).

Es solamente uno de los 18 proyectos Poctefa en los que participa la Universidad de Zaragoza, cuya dotación asciende a los 4,5 millones de euros. ACCeSS busca la transferencia del conocimiento y la tecnología de la investigación al seno social en seis áreas concretas: salud, alimentación, ciudades inteligentes, energías renovables, industria aeroespacial e industria manufacturera.

En todas ellas están implicadas pymes de Europa y hasta ocho universidades distintas: Universidad de Toulouse, Universidad de Perpignan, Universidad de Pau, Universidad de Navarra, Universidad de Lleida, Universidad de La Rioja, Universidad de Zaragoza y Campus Iberus.

El de Zaragoza es el cuarto encuentro que se realiza, tras las experiencias anteriores en Touluse sobre el campo aeroespacial, en Lleida sobre agroalimentación y en Pamplona sobre Smart Cities. “Tras el encuentro de Lleida han salido tres consorcios de agro y la idea es que, con esa financiación, se puedan promover reuniones entre investigadores y empresas y se puedan presentar a convocatorias europeas”, señala la responsable de la Oficina de Proyectos Europeos (OPE Unizar), Pilar Calatayud.

Además, hay potencial en el entorno de Aragón sobre investigación sanitaria como para estar “satisfechos”, añade la vicerrectora de Política Científica de la UZ, Blanca Ros. “A veces lo que se necesita simplemente es llegar al entendimiento” para que esos proyectos conjuntos salgan adelante, porque Europa es un “foco de captación de recursos importantísima”.

“MATCHMAKING” PARA GENERAR SINERGIAS

El procedimiento para conseguir que estas sinergias universidad o instituto de investigación-empresa se produzcan se basa en el “matchmaking”. Esto es, literalmente, “hacer equipo”. Por eso se celebran estas reuniones en el marco de aCCeSS, de las que todavía restan dos: en Logroño sobre manufacturas y en Pau sobre renovables.

ACCeSS dispone de 1,2 millones para este fin de “creación de equipos”, pero a la larga se espera poder acceder a mucha más financiación si estos equipos sacan adelante sus proyectos particulares en Europa.

El encuentro en Zaragoza, que se desarrolla en el Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA), reunirá a más de 60 expertos en materias como la neurociencia, el cáncer, la nutrición, la atención primaria, la salud cardiovascular o las TICs en salud.

PROYECTOS

Muchos de los proyectos que se presentan en esta jornada han nacido de instituciones aragonesas.

Es el caso, por ejemplo, de María Ángeles Pérez y su grupo de Modelado Multiescala e Ingeniería Biológica (M2BE) del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A). Entre todos están tratando de simular la evolución a ordenador de los cánceres pediátricos más mortales para prevenir su comportamiento y poder adecuar los tratamientos para que sean más eficaces.

También está Rosa Monge, cofundadora de la empresa spin off de la Universidad de Zaragoza Beonchip, que está desarrollando plataformas para poder testar fármacos de manera rápida, sencilla y con menor coste, eliminando la experimentación animal.

El catedrático Luis Moreno, por su parte, del Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2), está especializado en nutrición infantil y enfermedades relacionadas con la nutrición. Moreno ha explicado que han colaborado con empresas locales para medir el impacto del consumo de ciertos alimentos en la población infantil. Por ejemplo, con el ternasco de Aragón “que tenía mala fama, y hemos hecho estudios que demuestran que es mejor que el consumo de pollo”.

Asegura que las líneas de investigación en mejora de la alimentación y estilos de vida están en pleno crecimiento y “sin duda, se van a desarrollar en los próximos años porque tienen futuro”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies