La Almunia y Zuera participan en una experiencia piloto para afrontar desde los municipios la transición energética

Categoría: Universidad Autor: Redacción AU

Conseguir la eficiencia energética en pequeños municipios y grandes ciudades es todo un reto para las instituciones. Pero ser más sostenibles y ahorrar energía y emisiones requiere inversión en unos edificios públicos, en muchos casos antiguos y, en otros, catalogados como bienes protegidos. Un esfuerzo al que deben hacer frente a pesar de sus limitados presupuestos.

En Aragón, a través de la Federación de Municipios, Provincias y Comarcas (FAMPC), dos municipios, La Almunia y Zuera, han participado en una experiencia piloto que se ha llevado a cabo a través del proyecto europeo PrioritEE Plus, liderado por un grupo de investigación del I3A (Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón), en el que están implicadas también localidades de Italia y Portugal.

La Almunia y Zuera, ambos en la provincia de Zaragoza, rondan los 8.000 habitantes, habían trabajado en años anteriores en la mejora energética de sus edificios públicos. El Ayuntamiento de La Almunia incluyó en la experiencia piloto once edificios y Zuera seis edificios. Para ello, aportaron información (certificados energéticos) sobre las características energéticas de dichos edificios.

El objetivo de PrioritEE Plus es facilitar y ayudar a las instituciones a planificar la transición energética. En ello trabaja el grupo de investigación en Fluidodinámica Numérica (GFN) del I3A, en la Universidad de Zaragoza, que ha contribuido a la creación de una plataforma online en la que los ayuntamientos incluyen los datos de sus edificios y obtienen una serie de recomendaciones y acciones para ser más eficientes desde el punto de vista energético.

La plataforma ofrece una visión general de todo el parque de edificios públicos en un municipio y permite priorizar las medidas en función de diferentes criterios como inversión, ahorro de emisiones o tiempo de amortización.

Lecciones aprendidas

Antonio Gómez, investigador del I3A, valora de forma positiva esta experiencia con los ayuntamientos de La Almunia y Zuera. La aplicación de la herramienta “ha mostrado que todavía existe margen para reducir el consumo energético y, sobre todo, para la integración de energías renovables en los edificios como, por ejemplo, la solar fotovoltaica”, destaca Antonio Gómez.

Asimismo, el investigador del I3A subraya “el interés, cada vez mayor, de las autoridades públicas para mejorar energéticamente sus edificios públicos y, en especial, su interés por las comunidades energéticas”. No obstante, “es importante conocer las dificultades a las que se enfrentan los municipios para llevar a cabo la transición energética. No tienen, en general, el personal necesario para dedicarse a estas tareas, ni recursos para contratarlos, pero los municipios serán uno de los principales activos para llevar a cabo la transición energética tan demandada hoy en día”, apunta Antonio Gómez.

Soluciones para la transición energética

La FAMPC se sumó al proyecto PrioritEE Plus ya en su primera fase, cuando se impartió la formación a los municipios. Tanto desde la Unión Europea, a través de sus programas plurianuales, como desde el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la eficiencia energética de los edificios públicos es una cuestión relevante. “La puesta a disposición de fondos para esta cuestión ha hecho que la Federación haya querido capacitar a las Entidades Locales para que desarrollaran estrategias y habilidades que permitirían beneficiarse de estos fondos y acometer reformas con las que solucionar algunos problemas de eficiencia ya detectados”, explican desde la FAMPC.

Desde esta entidad, subrayan que las mayores dificultades para la puesta en marcha de medidas de eficiencia se relacionan con el hecho de que la mayoría de los municipios son pequeños, menos de 500 habitantes, lo que supone una ausencia de recursos para estas acciones. “Los presupuestos exiguos de las entidades locales y el envejecimiento y la despoblación que se van instalando en el mundo rural lleva a tener que priorizar acciones y puede dejar fuera a las relacionadas con la energía”, remarcan.

Para el grupo de investigación del I3A, el contacto entre la Universidad de Zaragoza y la FAMPC, tal y como explica Antonio Gómez, “ha permitido conocer mejor las necesidades de los municipios y cómo poder apoyar, desde el mundo académico e investigador, sus propósitos de renovación energética de edificios. Creemos que es una colaboración que merece la pena reforzar y extender en los ámbitos de la transición sostenible”.

PrioritEE Plus es un proyecto financiado por el programa Interreg MED cuyo fin ha sido capacitar a autoridades públicas para planificar la renovación energética de sus edificios públicas. Ha supuesto la continuación de un proyecto anterior (PrioritEE) de la misma convocatoria Interreg MED, en donde se desarrollaron las herramientas utilizadas ahora.

Ha participado la Universidad de Zaragoza, a través del I3A, con instituciones de Italia (CNR-IMAA: Consiglio Nazionale delle Ricerche: Institute of Methodologies for Environmental Analysis, y el municipio de Narni), Portugal (NOVA Universidad de Lisboa, LNEG: National Laboratory of Energy and Geology), Croacia (REGEA – North West Croatia Regional Energy Agency), Grecia (CRES: Center for Renewable Energy Sources) y, a nivel local, con la Federación Aragonesa de Municipios, Provincias y Comarcas (FAMCP).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies