La UZ recibirá estudiantes Erasmus el próximo curso ofertándoles formación semipresencial

Categoría: Universidad Autor: Redacción AU

La Universidad de Zaragoza trabaja bilateralmente con cada centro adscrito al programa Erasmus, algunas de ellas ya han anunciado que no recibirán alumnos y otras lo harán en condiciones de formación semipresencial. Así lo ha explicado el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, en la Comisión de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento donde también ha explicado que la UZ recibirá alumnos en las mismas condiciones de semipresencialidad que para el resto de matriculados.

Mayoral también ha asegurado que la bajada de los precios para las pruebas de acceso a la Universidad que este año adoptará un modelo disperso y no centralizado “no se ha podido abordar”. “Este año nos va a salir más cara porque necesitamos más personal, medidas higiénicas por lo que no podemos bajar los precios aunque es un objetivo”, ha añadido.

Respecto al comienzo del curso, el rector se ha limitado a hablar de una modalidad semipresencial que será mejor con la adaptación de casi 200 aulas para la retransmisión por streaming de las clases, pero “tenemos que acabar el informe con el Salud, lo negociaremos con sindicatos y lo pondremos en Consejo de Gobierno”. En esa nueva situación, “el teletrabajo irá parejo”. “Se priorizará para aquellas personas en riesgo y deberemos regular bien la desconexión digital porque si no el teletrabajo puede ser abusivo para quien lo hace y recibe”, ha dicho.

Precisamente la administración electrónica fue uno de los campos de la universidad que tuvo una mejor adaptación. “Llevábamos años trabajando con la sede electrónica y la adaptación ha sido correcta y más fácil que si no hubiéramos estado preparados”. En el ámbito de la formación, esa adaptación pasó por “dos días con problemas de conexión”. La Universidad amplió sus datos y desde entonces el campus virtual ha funcionado “con un 150% de incremento”. “Ha habido conferencias con 2.200 personas entre semana y 600 los fines de semana, 3.300 cuestionarios que suponen un aumento del 359% y 8.853 tareas que se traducen en un 209%”, ha detallado Mayoral, reconociendo que el incremento de la docencia y de la evaluación ha sido “muy notable”.

Sin embargo, si ha habido una parte de la docencia que se ha resentido con esta modalidad han sido las prácticas que eran totalmente presenciales. “Hemos buscado soluciones para finalizar las situaciones en las que se necesitaban prácticas externas e internas, trabajos de fin de grado y máster que requerían trabajos prácticos…”, ha explicado, añadiendo que “se perseguía que nadie no pudiera acabar una carrera o un máster por falta de posibilidad para acabar un trabajo o asistir a una empresa”.

Para el rector “la tecnología es un medio y no un fin”. “La formación debe ser presencial porque hay cosas que no se aprenden en una pantalla y el trabajo en grupo es realmente esencial”, ha dicho. Una idea que han compartido la mayoría de los grupos parlamentarios.

Grupos parlamentarios

La diputada de Vox, Marta Fernández, ha alabado el trabajo que la UZ está llevando a cabo para “analizar permanentemente la situación”. Algo “muy necesario para garantizar que la actividad se desarrolle y en el futuro se pueda reanudar con normalidad”.

Por parte de IU, Álvaro Sanz, ha hablado de la colaboración “estrecha e imprescindible de estudiantes, trabajadores y representantes sindicales”. “De esto hemos aprendido que la ciencia es la que nos sacará de esta y el conocimiento y los servicios públicos se han puesto en valor, así como el necesario fortalecimiento de la educación, la sanidad o la asistencia a mayores”. “En la carrera hacia la digitalización la investigación debe ser el motor hacia ese nuevo modelo y concepción del aprendizaje”, ha defendido.

El portavoz del PAR en las Cortes de Aragón, Jesús Guerrero, ha alabado la “excelente labor que la UZ ha realizado para adaptarse a una situación excepcional que ha requerido de soluciones excepcionales”. “No decimos que la tecnología sea la solución, solo que hay que ir hacia otro modelo en el que no hay que perder la educación presencial, pero nos guste o no la tecnología tendrá un papel relevante”.

Por parte de CHA, Isabel Lasobras, ha defendido la necesidad de “seguir impulsando y fortaleciendo una Universidad de calidad que, como reto, sea gratuita y universal para que todo el mundo pueda acceder”.

“Es fundamental entender otra forma de formar y aprender, no queremos personas pegadas a una pantalla”, ha dicho la diputada de Podemos, Itxaso Cabrera. “Estamos aprendiendo a trabajar de otra manera, pero es importante que podamos valorar esa universidad presencial y esa relación directa entre alumnado y profesorado”, ha añadido.

Por parte del grupo parlamentario Ciudadanos, Beatriz Acín, ha apostado por una presencialidad adaptada en la que cada centro decida quiénes van a clase y quiénes las siguen presencialmente. “Esta universidad no debe poner fin a estos vínculos. Huyamos de demagogias”, ha dicho. La diputada del PP, María Pilar Gayán, ha relatado cómo “la pandemia ha obligado a cerrar el sistema educativo y todos los planes se han trastocado”. “La universidad se enfrenta a unos problemas para los que ha tenido que tomar decisiones inciertas y, por suerte, la ciencia no ha parado”, ha dicho.

Por último, María del Carmen Soler, por parte del PSOE, ha defendido la intención de “multiplicar el esfuerzo en un sistema no segmentado”. “Es importante un buen sistema de becas para garantizar la igualdad de oportunidades y que actúe como ascensor social”, ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies